Muévase más

El sedentarismo mata, esta es una frase que debe impactar en nuestras vidas para actuar y movernos más.
Sedentarismo se define como patrones de actividad física que no demandan un gasto de energía significativo. Se considera que una persona es sedentaria cuando su gasto semanal en actividad física no supera las 2,000 calorías o que realiza menos de 30 minutos diarios de ejercicio moderado al día y menos de tres veces por semana.

En 1992 la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluyó la inactividad física como factor de riesgo directo de muerte y enfermedades. En el año 2000, el sedentarismo ocupaba el noveno lugar como causa de muerte a nivel mundial, en el 2004 pasó a ocupar el cuarto lugar.

En 2012 se estimó que la inactividad física ocasionaba anualmente 5.3 millones de muertes prematuras en el mundo, el doble de las relacionadas con obesidad. En julio de este año se publicaron, en dos diferentes revistas científicas de Europa, dos estudios estadísticamente representativos que han ubicado al sedentarismo en segundo lugar como causa de muerte directas prematura (antes de los 60 años).

Revertir esta situación requiere, además de la decisión individual de un modo de vida más activo, el acceso a espacios abiertos seguros, a instalaciones deportivas, a terrenos de juegos; así como difundir conocimientos sobre los beneficios de la actividad física para promover y educar a la población en general sobre este tema, hasta adoptar la cultura de movernos más para beneficio de las generaciones actuales y futuras.

La recomendación de realizar actividad física por salud consiste en hacer mínimo 30 minutos de caminata, baile, bicicleta, natación, entre otros. Si no está acostumbrado inicie con diez minutos, tres veces por semana, incremente progresivamente.Puede tomarle ocho semanas o más llegar a ejercitarse diariamente por media hora continua. También puede acumular los minutos de actividad física en el día, realizando dos períodos de 15 minutos o tres períodos de diez minutos.

Todo movimiento cuenta, actividad física no estructurada, como la que realiza durante labores domésticas, de mantenimiento en casa, jugando con los niños, o en el auto servicio, si camina para buscar algo que necesita en vez de pedirle a alguien que lo haga por usted.

Hacer una hora de actividad física puede disminuir los riesgos que generan las ocho horas de trabajo sedentario.Según la OMS la actividad física regular reduce el riesgo de muerte prematura, de muerte por enfermedad cardiaca o accidente cerebrovascular que representan un tercio de la mortalidad. Disminuye hasta en un 50 por ciento el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo II, obesidad, osteoporosis y cáncer de colon. Contribuye a prevenir hipertensión arterial, que afecta a un quinto de la población adulta del mundo.Además disminuye el riesgo de padecer dolores lumbares y de espalda; favorece el bienestar psicológico, reduce estrés, ansiedad, depresión, mejora el desempeño sexual y la autoestima. Ayuda a desarrollar y mantener sanos los huesos, músculos y articulaciones.

Anímese, comience hoy mismo, haga balance entre las calorías que come y las que gasta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s