La fibra beneficia a la salud

Se conoce como fibra, la parte del alimento que no puede digerir.

Se encuentra principalmente en cáscara, semillas y estructura de granos, vegetales y frutas. No es una sustancia nutritiva pero es indispensable para el cuerpo.
Por poseer esta propiedad a los alimentos ricos en fibra se les conoce como “alimentos funcionales”, es decir que su consumo protege la salud.

Entre los beneficios más conocidos de la fibra está la regulación de las evacuaciones intestinales y disminuye el estreñimiento. Por eso se le atribuye efecto de pérdida de peso.

La verdad es que cuando come alimentos ricos en fibra se demora un poco más en masticar esos alimentos, y estos tardan un poco más en salir del estómago, permitiendo percibir la sensación de saciedad y que esta sensación dure más tiempo.

Comer fibra también disminuye la sensación de hambre.

Otro de los beneficios de comer alimentos ricos en fibra es que ayuda a que la glucosa (azúcar) obtenida de las comidas se absorba más lentamente, evitando elevaciones muy altas y bruscas, este efecto es deseable para las personas con diabetes, prediabetes o intolerancia a la glucosa.

La fibra también contribuye a controlar los niveles de grasas en sangre, como el colesterol y los triglicéridos. En el intestino, la fibra atrapa parte de la grasa que ha consumido y hace que la elimine por las heces, por eso se recomienda que las personas con hipertensión, colesterol o triglicéridos altos coman alimentos ricos en fibra.

Muchos estudios muestran que el consumo adecuado y regular de fibra ayuda a prevenir varios tipos de cáncer, entre ellos cáncer de estómago e intestino.

La cantidad de fibra recomendada para la mayoría de las personas adultas, sanas, con diabetes, obesidad, hipertensión, colesterol alto y triglicéridos altos, es de 25 a 30 gramos de fibra diariamente.

Se logra comiendo cinco a seis tazas de frutas y vegetales, media taza de frijoles, media taza de avena u otro cereal integral y una rodaja de pan integral.

Entre los alimentos más ricos en fibra disponibles en Nicaragua están: pitahaya, naranja, guayaba, piña, maní, semilla de marañón, chía, linaza, avena en hojuelas, pan integral, frijoles, elotes, lechuga, entre otros.
No conviene exceder las cantidades recomendadas de fibra porque esta también puede inhibir la absorción de sustancias nutritivas importantes como el hierro, calcio y fósforo.

Cuando las personas comienzan a aumentar el consumo de fibra en su alimentación pueden notar la presencia de gases, ruidos intestinales, evacuaciones más abundantes y frecuentes, esta es una reacción normal del cuerpo, pero puede adaptarse en un par de semanas.

Una recomendación importante es acompañar el consumo de fibra con suficiente agua, dos a tres litros al día porque la fibra es una sustancia que absorbe mucha agua.
Anímese a comer más alimentos ricos en fibra y aproveche sus beneficios.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s